martes, 12 de junio de 2018

ABMMko Argazki lehiaketa 2017-2018



Familias: muchísimas gracias por participar :)

Irabazleak hauxek izan dira: 

1º premio Adultos Joseba Rodriguez Perez
2º premio Adultos Amaia Lascurain

1º premio niño UXUE ABAD PÉREZ DE ALBÉNIZ
2º premio Niño Argiri Pérez Cadenas

Álbum de fotos presentadas a concurso, aquí



Especial agradecimiento a Andoni Alonso de ABMM, por continuar tan brillantemente con la iniciativa del concurso fotográfico relacionado con la montaña, la naturaleza y la familia. 

martes, 5 de junio de 2018

Albi-Beloki (1276 m)-Baraibar zeharkaldia. Aralar, Euskal Mendiak


(ESP) Introducción:

A finales del curso pasado intentamos realizar esta ruta (en realidad estaba planeada una versión aun más ambiciosa: Albiasu-Beloki-Albi, más larga y con mayor desnivel positivo). El día “elegido” salió nefasto, y ni siquiera pudimos plantear un “Plan B”, y todos lo recordamos como bastante “infernal”. En aquella ocasión transitamos entre Albiasu y Betelu, bajo las Malloak.

Este curso hemos vuelto a insistir, aunque, tras realizar una vez más el reconocimiento sobre el terreno, decidimos, en aras de la seguridad y el disfrute, invertir el sentido de marcha (favoreciendo los metros en descenso), y cambiando el destino, llegando a Baraibar en lugar de a Albiasu (con ello además ganábamos en disponer de taberna y frontón cubierto, en caso de necesidad).

Resumen de la jornada a cargo del miembro de ABMM, Fernando L.:

La excursión de ayer ha sido, de todas en las que he participado como organizador de ABMM, la mejor y más completa, sin ninguna duda. Esta afirmación es bastante atrevida, porque hemos hecho excursiones muy bonitas, pero esta para mí ha sido la mejor por tres razones:

El recorrido: El recorrido tuvo todo lo que se podía pedir:

Bosque atlántico: pasamos por dos hayedos, sobre todo el primero al principio de la excursión, espectacular. Además al ser primavera y por las abundantes precipitaciones, la vegetación estaba con un verde intenso y radiante.

Geología kárstica: Pudimos ver dos simas muy interesantes, una primera que se "tragaba" un arroyo, fenómeno típico de Aralar, y una segunda impresionante por la profundidad que tenía, el fondo desaparecía en la oscuridad de la sima sin llegar a ver su final.

Arkuek (restos prehistoricos): Arkuek es el nombre que reciben los restos de unas chabolas de piedra, pastoriles y que parecen ser de origen prehistórico. Pudimos ver las ruinas de varias de ellas en una majada a los pies del Beloki.

Rasos y cimas: Las campas altas de Aralar con sus verdes rasos, salpicados de puntos blancos formados por piedras calizas del karst y por ovejas y vacas. Estuvimos en pleno corazón de Aralar, disfrutando de unas vistas espectaculares de sus cimas más altas.

Vistas del valle de Araitz: El tiempo despejado nos permitió ver el valle en todas su extensión bajo las Malloak. A pesar de ser tan completa, la ruta fue sencilla y no se hizo dura.

La climatología: tiempo soleado y temperatura muy agradable con una ligera brisa. Perfecto para una excursión como ésta.

El grupo: ambiente estupendo en el grupo. Reducido -unas 25 personas- facilitando la comunicación. Todos con muy buena actitud y bien equipados para ir al monte. Respetuosos con las instrucciones que se dieron, y al mismo tiempo disfrutando y pasándolo bien.

La opinión de Andoni: Coincido con Fernando, una excursión 5 estrellas plus. A mí particularmente la parte del bosque donde estaba el haya gigante es la que más me gustó, pero en general es muy estimulante por lo espectacular de todos los pasajes.

La parte de las simas, el propio monte Beloki... En general el comentario de los participantes era ¡de embelesamiento!

Hay que felicitar a Pablo por lo bien planteada que está la excursión ya que da mucho juego y posibilidades de combinar.

Y ahora a preparar el 2018-2019!



clips del día de preparación del domingo anterior
(al menos hemos ido tres veces a hacer la ruta antes del "día D")

Os esperamos en la fiesta de fin de curso en Ferrerías este sábado 9 de junio, y nos vemos en el monte a partir de septiembre. Ongi izan!







arkuek






arroyo que se sumerge en las profundidades kársticas
(como ocurre en el Larraun antes de su paso por Iribas)





fotos de cima en Beloki







haya majestuosa
pago ederra






merecido pote en Baraibar



(EUS) Sarrera:

Iazko ikasturtearen amaieran saiatu ginen ibilbide hau egiten (egia esan bertsio handiagoa zegoen aurreikusia: Albiasu-Beloki-Albi, luzeago eta desnibel positibo handiagoa). “Aukeratutako” eguna benetan txarra izan zen eta “B plana” garatzeko aukerarik gabekoa; denok “txarra baino txarragotzat” jotzen dugu. Hartan Albiasu eta Beteluren artean ibili ginen, Malloakenpean.

Ikasturte honetan berriro ekin diogu, baina, eremua berraztertu ondoren ibilaldiaren norabidea, segurtasuna eta gozamena errazteko, aldatzea erabaki genuen (jaisteko metro gehiago) helmuga aldatuta eta Baraibara ailegatuta Albiasura ailegatu ordez (honekin, gainera, taberna eta frontoi estalia izango genituen behar izanez gero)

ABMMko partaidea den Fernando L.k egindako laburpena:

Atzoko txangoa, ABMMren aldetik antolatzaile moduan parte hartu ditudanen artean, hoberena eta osatuena izan zen, zalantzarik gabe. Baieztapen ausarta, bai, oso irtenaldi politak egin ditugulako, baina hau hoberena izan da niretzat hiru arrazoi nagusiengatik:

Ibilbidea: Ibilbideak eska genezakeen guztia zuen:

Baso atlantikoa: bi pagadi zeharkatu genituen eta lehena, txangoaren hasieran, ikusgarria. Gainera, udaberria izanik eta etengabeko euriteez, landaretzak berde bizia eta distiratsua zuen.

Geologia karstikoa: bi leize-zulo oso interesgarri ikusi ahal izan genuen, lehenak erreka “irensten” zuen, Aralarko gertaera tipikoa, eta bigarrena ikaragarria agertzen zuen barrentasunarengatik, azpia iluntasunean desagertzen zen amaiera ezin genuelarik ikusi.

Arkuek (aztarna prehistorikoak): Arkuek harrizko artzain-etxolek duten izena da eta, nonbait, aurrehistoriatik datozela. Horietatik batzuen hondakinak ikusi ahal izan genituen Belokipeko artegi batetan.

Bipilak eta gailurrak: Aralarko goiko zelaiak, bere berde biluziez, karsteko kareharrieketa ardiek eta behiek osaturiko puntu zuriez zipriztinduak. Aralarko muinean egon ginen, bere gailurrik altuenetatik bista harrigarriak gozatuz.

Araitz harana ikustea: Oskarbiak harana bere osotasunean ikusteko parada eman zigun, Malloakenpean. Hain osoa izan arren ibilbidea erraza izan zen eta ez gogorra.

Eguraldia: egun eguzkitsua eta tenperatura oso atsegina haize leunarekin. Primeran hau bezalako txangorako.

Taldea: taldean oso giro atsegina. Txikia -25 bat lagun- komunikazioa erraztuz. Denok jarrera oso onarekin eta mendira joateko behar bezala hornituta. Eman ziren instrukzioak errespetatu zituzten eta, era berean, gozatu eta ondo pasa zutela.

Datorren larunbatean, ekainaren 9an Olaetan egingo den festan egongo gara zuen zai... eta irailetik aurrera mendian egongo gara!. Ongi izan!


fotos: Organización de ABMM y padres/madres de Amara Berri (milesker)
textos de Fernando y Andoni
(gran) idea original de Pablo Ormazabal
gracias a Iñigo de Autocares David por su amabilidad
edición de Iñaki M.
traducción de Raúl A. 

martes, 22 de mayo de 2018

Akola mendia. Urumea bailara, Euskal Mendiak


Akolako lepoa trikuarria (I). Atzean, Urdaburu mendia

Ibilaldia paseo goxo moduan zegoen aurreikusia, seme-alaba txikiak dituzten familiak animatzeko modukoa eta, orokorrean, benetan ona izan zela esan dezakegu. Tokiaren gertutasunak eta luzera neurritsuak hasteko ordutegi erosoa utzi ziguten. Berez, taldearen puntualtasuna oso altua izan zen.

Azpimarratzekoa da familia gehienak ostegunetik aurrera eman zutela izena. Honek zer esan nahi duen ez dakit: bestelako eginkizunen zain geratzen garela, eguraldiaren aurreikuspenaz ez garela fidatzen, nagia... Edozein kasutan argi dago jendeak ezagutzen dituela txangoak, ondo informatuta daudela eta ondo baloratzen dituztela.

Atzo dena izan genuen alde, eguna mundial, ez hotz ez bero, haizea neurrian, lasai mugitzeko aukerarekin eta, gainera, jendea gozatzen ibili zen geologiari, arkeologiari eta abarri buruz Xabik (ABMM/Haritzalde/Aranzadi) eman zituen hitzaldiez (nire ustez, gauza hauek dira norberak antola dezakeen txangoan inoiz izango ez genukeen bestelakotasuna).

Paisaiek, benetan ikusgarriak, kontraste handia ematen zuten gure begirada Donostiara -hiritarra eta industriala- edo atzealdera (hegoa eta garbiki landakoa) ematen bagenuen. Basoa momenturik oparoenean dago eta lokatzik ez genuen apenas. Halaber, atzean geratzen ziren haurren gurasoak beti ibili zirela horiekin gorrarena egin gabe.

Askoz gehiago ez dago esatekorik. Agian sentsazio positibo hori aipatzea: familiaren bat gehiago egiteko gogoarekin geratu arren urtean behin, gutxienez, honelako bat izan behar dugula txikienentzat.

Gainera, nik ez nuela ezagutzen tokia gehituko nuke eta gustura hartu nuela. Antolatzailea naizenetik gogoratzen dudan txangorik erlaxatuenetariko bat izan zela bai ibilbidearen erraztasuna dela, bai denboraren aldea dela bai eta gurasoen laguntzarengatik.

Ereñozuko frontoia izan zen beste asmatze handia. Estalia, berri-berria eta ondo zaindua, komunekin, harmailak jateko eta haurrek jolasteko arriskurik gabe, kotxea uzteko aparkalekua eta taberna ondoan gogokoa eskatzeko; izatez, batzuk bertan jan zuten eta jatekoak itxura aparta zuen.

Ohiko haur eta hainbat gurasoen arteko futbol partiduaz amaitu genuen; ea ba, oso giro lasaia.













La jornada estaba planteada como un paseo suave en el que las familias con los hijos más txikis pudieran animarse y en general podemos decir que fue sobresaliente. La cercanía del emplazamiento, junto con su moderada longitud, ya nos dejaba un horario de inicio bastante relajado. De hecho la puntualidad del grupo fue muy alta.

A tener en cuenta el hecho de que la mayoría de las familias se apuntaron a partir del jueves. Lo que no tengo claro es qué quiere decir esto: si que se espera a última hora por aclarar otros compromisos, si no nos fiamos de la previsión meteorológica, si es por pereza,… En cualquier caso queda claro que la gente tiene en cuenta las excursiones, están bien informados y las valoran positivamente.

Ayer todo acompañó, el día espectacular, ni frío ni calor, ni mucho ni poco viento, nos movíamos a un paso tranquilo y como plus, la gente disfrutó mucho de las charlas sobre geología, arqueología, etc. a cargo de Xabi (ABMM/Haritzalde/Aranzadi, creo que este tipo de cosas son un punto diferencial que nunca tendríamos en una excursión por cuenta propia).

Los paisajes, realmente espectaculares, con un contraste brutal entre la vertiente hacia Donostia -urbana e industrial- y la parte de atrás (Sur) puramente rural. El bosque está en su momento más frondoso y apenas tuvimos barro. También comentar que los padres de los niños más rezagados estuvieron en todo momento con ellos y se hicieron cargo de los mismos sin desentenderse.

No hay mucho más que añadir, aparte de comentar esa sensación general positiva que aunque alguna familia se quedó con las ganas de más, creo que por lo menos cada año tiene que haber una de este tipo para el público más txiki.

Además añadiría que yo no conocía el sitio y me sorprendió gratamente. Como organizador tuve una de las excursiones más relajadas que recuerdo, por la sencillez del recorrido, el margen de tiempo y la colaboración de los padres.

El frontón de Ereñozu fue otro punto más con el que acertamos. Cubierto, nuevecito y bien cuidado, con baño, gradas para comer y sin peligros para los niños para jugar, sitio para aparcar los coches y bar al lado para pedir lo que te apeteciese; hubo incluso gente que comió en él y los platos tenían una pinta guay. Terminamos con el clásico partidillo de futbol de niños y algunos padres y madres, vamos ambiente muy relajado.

textos y fotos: Andoni y Fernando
guías: Andoni, Fernando (ABMM)
guía naturalista: Xabi (ABMM/Haritzalde)
track wikiloc: Fernando
edición: Iñaki 
traducción texto: Raúl 

Powered by Wikiloc

lunes, 26 de febrero de 2018

Guadalupe-Artzuportu bira. Jaizkibel, Euskal Mendiak



Nola ikusi zuen Andonik:

Aurreko egunean familia batzuk baxa eman zuten, ohikoa kontuan harturik euria zetorrela eguraldian aurreikusita bezala. Nire ustez ezezkortasun handiagoz baloratzen dugu denok egoera horiek nahiz eta behin martxan ondo egon euria izan arren.

Elkartzerakoan familia pare batek zertxobait beranduago iritsiko zirela esan ziguten. Hasieran ados jartzean, zerrenda irakurri eta abar, irteera atzeratu zitzaigun, baina ez gehiegi. Gutxira malda gogor batez igoera hasi zen, asmatu egin genuen igoeran egitean jaistean ordez. Hemen lokatzak erorketa batzuk eragin zituen eta mantso ibili behar izan genuen.

Beste jotze ona ibilaldia moztea izan zen erritmoa ez baitzen arina, mozketak ez ziola edertasunik kendu ibilaldiari uste dut. Pixka bat atzeratuta gindoazenez, hamaiketakorako geldialdia ur-jauzi baten ondoan egin genuen, nahiz eta, nire iritziz hobe behean eginez gero, kostara ailegatzeko puntuan, hain zuzen. Oso kala polita zen eta haurrak gustura ibili ziren jolasean eta zaila izan zitzaigun hortik ateratzea.

Ezerosoa izan zen alde bakarra kostako zatiko hainbat eremutan izan genuen, euria izateaz gain “atzeko haizea” izan genuen eta praka busti egin zitzaizkigun.

Atzeko taldean jendea azkarrago ibiltzeko animatu behar izan genuen baina nire sentsazioa bestelakoetan ez bezala izan zela atzerapena ez baitzen metatu. Pentsatzen dut oraingo honetan gutxieneko adina 6 urtetan jarri genuelako izan zela. Guadaluperako azken aldapa gogorra egin zitzaion hau bati baino gehiagori baina erritmoa motelduz, arazorik ez.

Hainbat eremutan lokatza egon arren (jakina, izan ditugun euriteekin!) orokorrean arazorik gabe ekidin genitzakeen. Nik, benetan, gehiago izateko gogoekin amaitu nuen baina nire gauza izango zen emazteak nekatuta iritsi zela esan zidalako. Honen zaila diren ibilaldiak egiteko gutxieneko adina horixe izan behar izango du: 6 urte.

Laburtuz, txangoa ikustekoa da, batez ere kostako aldean eta nahiz eurian nahiz eguzkian egin daiteke igoera itzalean baitago. Ez dut Jaizkibel ezagutzen kostako bide horretatik at baina hortik antzeko bideak egitea litzatekeela eta denak hau bezain politak uste dut.





Cómo lo vio Andoni:

El día previo había habido bajas de algunas familias, algo normal dada la previsión meteorológica que apuntaba lluvia. Creo que todos tendemos a valorar más negativamente de lo que son esas condiciones ya que una vez en marcha se estaba realmente bien a pesar de la lluvia.

En el momento de juntarnos hubo un par de familias que avisaron de que llegaban un poco tarde. Entre ponernos de acuerdo en comenzar, pasar lista etc. se retrasó un poquito la salida, pero no mucho. Al poco comenzaba una subida por una cuesta fuerte, un acierto el hacerla en sentido de subida que en bajada. Aquí el barro sí que nos hizo darnos alguna tarascada y avanzar con lentitud.

Otro acierto fue el acortar la ruta ya que el ritmo no era ligero, me imagino que el recorte no le quitó nada de la belleza a la excursión. Como íbamos con un poquito de retraso, la parada para almorzar se hizo cerca de una cascada aunque en mi opinión habría sido mejor abajo, justo en el punto que llegábamos a la costa. Era una cala súper bonita donde los niños jugaban a gusto por lo que nos costó hacerles salir de allí.

La única parte incómoda fue en trozos del tramo de la costa donde además de la lluvia teníamos “viento de cola” que nos mojaba los pantalones.

En el grupo de cola había que animar al personal a ir más rápido pero mi sensación es que no fue como en otras ocasiones que se acumula el retraso. Me imagino que se debe a que en esta ocasión habíamos puesto la edad mínima en 6 años. El último repecho de subida a Guadalupe sí que se le atragantó un poco a algún niño pero bajando el ritmo se completó sin más problemas.

Aunque había barro por algunas zonas (como para no haber con las precipitaciones que han caído!!) normalmente se podía evitar sin más problemas. Yo realmente acabé con ganas de más, pero me imagino que es cosa mía porque mi mujer me dijo que llegó cansada. Si hacemos excursiones de esta dificultad la edad mínima debe ser esa, 6 años.

En resumen, la excursión es espectacular, sobre todo la parte de la costa, y se puede hacer con lluvia o con sol porque la subida es en zona de sombra. No conozco Jaizkibel más allá del camino de la costa pero entiendo que se podrían hacer otros recorridos similares por la zona igualmente bonitos.

Nola ikusi zuen Fernandok:

2017-2018 ikasturteko hirugarren irtenaldia, Jaizkibelgo itsasertzetik barrena. Datak zirela eta, neguan bete betean, kostako ibilaldia aukeratu genuen tenperatura gozoagoa izaten baita. Ibilbide zirkularra mendi erdiko geografiaz Guadalupetik irtenez, itsas bazterra jaitsiz eta korrituz Guadalupera berriro igoz amaitzen duena. Guadalupe aukeratu genuen norberaren ibilgailuaz iristeko erraztasunarengatik eta aparkaleku handia izateagatik.

Goiza estalia zegon baina Jaizkibelek, hain zuzen, behe hodeiak zituen kotxetik jaitsi orduko nabaritu ahal izan genuen moduan zirimiri leuna izan baikenuen. Hau, leunago edo astunago, bide lagun izan genuen. Zertxobait beranduago ekin genion, azken orduko atzeraturen bat izan genuelako, baina honek, zorionez, ez zuen arazorik sortu ibilaldia martxan genuelarik mozteko aukera izan baikenuen.

Nire iritsiz, zirimiria eta azken astetan izandako euri oparoek sortutako lokatza eduki arren, txangoa oso ondo joan zen.

Ibilbideko igoerarik gogorrenarekin hasi genuen (hobe hasieran). Haurren batentzat zaila izan zela ikusi ahal izan nuen; hortik gomendatuko gutxieneko adina sei urtekoa izatea, baina orokorrean, neska-mutikoek arazorik gabe bete zuen, baita taldeari aurrea hartuz ere.

Behin goian, Jaizkibelgo mendilerroan ia-ia, lehenengo dorreraino joan ginen itsasoari begira dagoen aldetik inguratuta eta hortik jaitsiera leuna egin genuen karreterarako hesiko ataka kanadarraraino ailegatu arte. Puntu honetan taldea kontrolatu behar izan genuen segurtasunez gurutzatzeko, guraso batzuk lagundu zuten eta hau eskertzekoa da.

Ibilbideak karreteraren beste aldetik jarraitu zuen. Hementxe dugu puntua ibilaldia mozteko erabakia hartzeko, atzerapen txikia eta lokatzak behartutako erritmo motela zirela eta. Punta Biosnar iragan orduko bazterreko kala bateraino ailegatzen zen jaitsiera batetik eta ez aurreikusita bezala.

Jaitsiera bide zabaletik, segurutik eta ondo seinaleztatutik egin genuen eta neska-mutilak eroso ibili ziren eta taldetik tiraka jarraitu zuten, baita antolatzaileen aurretik ere. Behin kalan, bideak itsasertzeko bideko GR.rekin bat egiten zuen eta hamaiketako laburra hartzeko aprobetxatu genuen, gehiegi ez atzeratzeko denbora kontrolatu behar genuelako.

Hemendik aurrera ibilbideko eremurik ederrenera sartu ginen: itsasertza. Bideak, etengabeko gora-behean, menditik itsasoraino jaisten ziren ibarrak pasatzen zituen, kaletaraino ur asko zeramatzaten errekekin. Bertan ikusi eta entzun ahal izan genuen olatuak lehertzen kosketan eta harrietan. Oso Kantauriko irudia.

Zoritxarrez, itsasertzeko bidearen azken zatira ailegatzean, Roland Garros hegazkinlariaren lurrartzeaz informatzen duen karteletik aurrera, hain zuzen, itsasotik zetozen hodei mehatxariak ikusten genituen eta zirimiria eta haizea harrotu ziren. Honek ezerosoago joateko behartu egin gintuen eta nahikotxo busti.

Azkenik Artzuportu badiara ailegatu ginen. Barne aldera abiatu ginen eta haizea eta euria baretu ziren. Artzuporturako sarrera bide zabaletik zen baina alde batetik itsasorako irekia. Jendea ohartarazi genuen baina, hala ere, ezusteko bat izan genuen. Zorionez ez zen ezer gertatu baina denok, gurasoak eta, batez ere, antolatzaileok hortaz gogoeta egin behar dugu. %100ko segurtasuna ezin da inoiz bermatu, baina arreta beti aurretik egon behar da benetako gozamenerako eta txangoen amaiera onerako eta joera horrekin antolatzaileok taldearen funtzionamendurako arauak jarri behar ditugu eta, era berean, bete araztea.

Behin Artzuportun, basotik barrena zeraman bidea hartu genuen. Hasieran aldapatsua eta gero leunago Guadalupen amaitzeko. Irteera eta abiapuntua.

Taldea zertxobait sakabanatuta iritsi zen, baina 14:20 eta 14:35 tartean denok amaitutzat eman genuen.

Klikatu behean Wikiloc-eko track-a ikusi eta deskargatu ahal izateko.


Powered by Wikiloc

Cómo lo vio Fernando:

Tercera salida del curso 2017-2018 que nos llevó por el litoral de Jaizkibel. Debido a las fechas, en pleno invierno, se eligió una ruta costera ya te la temperatura suele ser más suave. Recorrido circular con una geografía de media montaña que salía de Guadalupe, bajaba y recorría el litoral y terminaba subiendo de nuevo a Guadalupe. Se escogió Guadalupe por la facilidad de acceso en vehículo particular y por tener un parking amplio.

La mañana estaba cubierta, pero concretamente Jaizkibel estaba con nubes bajas, lo que pudimos experimentar nada más bajarnos del coche por el ligero xirimiri que caía y que nos acompañó, con más o menos intensidad, durante todo el camino. Comenzamos un poco tarde por algún rezagado de última hora, lo cual afortunadamente no supuso ninguna complicación ya que el recorrido lo pudimos acortar ligeramente sobre la marcha.

En mi opinión personal, a pesar del xirimiri y del barro por las abundantes lluvias caídas las ultimas semanas, la excursión fue muy bien.

Empezamos con la subida más dura del recorrido (mejor al principio), pude apreciar que a algún niño le costó, de ahí que la edad mínima recomendada fuese de seis años, pero en general la chavalería la hizo sin problemas, incluso tirando de cabeza de grupo.

Una vez arriba, prácticamente sobre el cordal de Jaizkibel, fuimos hasta el primer torreón que rodeamos por la cara que da al mar, para iniciar una suave bajada hasta llegar a un paso canadiense en la valla, que daba a la carretera. Punto en el que hubo que controlar al grupo para cruzar con seguridad, algunos padres colaboraron y ayudaron lo cual es de agradecer.

El recorrido prosiguió justo al otro lado de la carretera. Aquí es donde, debido al ligero retraso y a que por el barro el ritmo debía ser tranquilo, decidimos acortar el recorrido y escoger una bajada que llegaba al litoral a una cala justo pasada Punta Biosnar y no antes como inicialmente estaba previsto.

La bajada fue por una pista amplia, segura y bien marcada, donde los chavales estaban cómodos y seguían tirando del grupo incluso por delante de los organizadores. Una vez en la cala, la pista enlazaba con el GR del sendero del litoral y aprovechamos para parar a tomar un hamaiketako breve, ya que había que estar controlando el tiempo para no retrasarnos demasiado.

A partir de aquí entramos en la zona de más belleza del recorrido: la zona litoral. El sendero en un sube baja continuo pasaba por varios vallecitos que se descolgaban desde el monte hasta el mar, con errekas con abundante agua que terminaban desembocando en calas, y donde pudimos ver y oír como las olas rompían con los salientes y las rocas. Panorama muy cantábrico.

Desafortunadamente, al llegar al tramo final del sendero del litoral, justo a partir del cartel informativo del aterrizaje del aviador Roland Garros, se veían nubes amenazantes llegando de la mar y el xirimiri y el viento arreciaron, lo cual nos hizo avanzar más incómodos y mojarnos bastante.

Finalmente llegamos a la bahía de Artzuportu, nos metimos hacia el interior y el viento y la lluvia amainaron. La entrada a Artzuportu era por una sendero ancho pero con caída al mar por un lado. Se advirtió de ello al personal pero no obstante tuvimos un susto, que afortunadamente no pasó de ahí, pero que nos debe hacer reflexionar a todos, padres, madres y sobre todo a los organizadores. La seguridad al 100% nunca se puede garantizar, pero la precaución siempre debe primar para un verdadero disfrute y un feliz final en las excursiones, y con esa orientación los organizadores debemos marcar las pautas de funcionamiento del grupo y hacerlas respetar.

Una vez dentro de Artzuportu, tomamos un sendero que, por enmedio del bosque, al principio más empinado y luego más suave, terminaba finalmente en Guadalupe, punto de salida y de llegada.

El grupo llego algo disgregado, pero entre las 14:20 y las 14:35 h todos habíamos terminado.